Amenazar con la difusión de un vídeo es un tipo de intimidación del delito de agresión sexual, según el TS. (fuente: elderecho.com)