Reclamaciones por cláusulas abusivas como la clausula suelo, gastos de hipoteca, interés de demora , etc. contra las entidades financieras que incumplen la normativa sobre el derecho de información y contratación bancaria, amparados por las recientes sentencias del Tribunal Supremo y el Tribunal Europeo.